Actividade recente

6077 rexistros | Páxina 594 de 608 | Anterior1 ...589590591592593594595596597598... 608Seguinte
Subiuse unha nova foto 2012-09-03 10:00:28

Una de las páginas más interesantes de la historia de la arquitectura moderna en Galicia es aquella que corresponde a la construcción de kioscos y pabellones levantados en las dos primeras décadas del siglo XX y que se situaban en zonas de relleno ganadas al mar en las ciudades costeras. Concretamente, en la ciudad de La Coruña, es en los jardines de Méndez Nuñez, conocidos popularmente por "Relleno", donde van a surgir este tipo de instalaciones.  La ciudad moderna, aquella que inicia su andadura con el derribo de las murallas a mediados del siglo XIX, y que plantea por primera vez un modelo de desarrollo urbano a partir del Ensanche de población, va a complementar la construcción del barrio residencial con una amplía zona de ocio y esparcimiento en los terrenos que, por motivos de carácter portuario-industrial, van a ser ganados al mar en todo el frente de la ciudad. En ellos el paseo de Méndez Nuñez va a jugar un papel de eje vertebrador en el que se apoyarán, a través del tiempo, toda una serie de instalaciones relacionadas con el ocio.   En un principio fueron pequeños "aguaduchos", puestos de venta de bebidas, que estarían ligados a la actividad portuaria y a la construcción de los muelles, obra clave para poder comprender el desarrollo de La Coruña moderna. Ya a partir de 1899 serán sustituidos "por elegantes kioscos de cuatro metros de lado para la venta de refrescos y golosinas" que nos anuncian nuevos usos del espacio que se va configurando como área de ocio, de paseo, de esparcimiento. Pero será a partir de 1912 cuando el carácter provisional de las instalaciones empiece a cambiarse en algo más duradero al establecerse relaciones de concesiones entre el Ayuntamiento y los particulares por períodos de tiempo más amplio, hasta veinte años, lo que posibilitará una mayor inversión y por lo tanto un mayor volumen de las obras a realizar, que incorporarán en la mayoría de los casos nuevas tecnologías en el paisaje urbano coruñés. Las instalaciones de planta baja se alargarán hasta superar los 30 metros de frente. Posteriormente se planteará la utilización de la planta superior a modo de terraza cubierta pero totalmente abierta, a la que se accederá por las fachadas laterales. Una tercera fase será la de cierre de la planta superior. Son los edificios de ocio en La Coruña en los años veinte: la arquitectura de ocio será una arquitectura de ruptura con el academicismo, sobre todo en su primera época, en la que los elementos compositivos de la Sezesion vienesa serán cita obligada en los kioscos y pabellones que se instalarán en el “Relleno”. Una arquitectura frágil, alegre, transparente. Una arquitectura de evasión en la que tendrán cabida desde el café cantante hasta el cinematógrafo, desde el puesto de venta de juguetes al kiosco de refrescos. El vidrio y la madera serán protagonistas fundamentales y los espacios amplios y generosos, abiertos los jardines, al paseo y al mar. Lugares para estar, para contemplar el espectáculo de la vida urbana de una sociedad en plena ebullición como fue La Coruña en los años veinte: punto de salida y de llegada de trasatlánticos de la emigración a América, los kioscos del paseo de Méndez Núñez serán los edificios que el emigrante contemplará desde la cubierta de los barcos. La Terraza, hoy en Sada (1912, Antonio López Hernández), el Kiosco Alfonso (1912, Rafael González Villar), el Salón Cinema Coruña (1912, Pedro Mariño), el Pabellón Lino,... fueron ejemplos de este tipo de construcción. No es casualidad que esta arquitectura tan próxima a la arquitectura de los invernaderos consiga en este territorio Atlántico brillantes resultados, ya que no podemos olvidar que fue en Inglaterra donde las soluciones a estas edificaciones se convirtieron en auténticas tipologías.  En los años 1919-20 La Terraza es desmontada y trasladada a Sada y situada en el “relleno” de la Marina y a lo largo de los años vino a convertirse en el símbolo de esta villa (síntesis de tres materiales, madera, hierro y vidrio) y en uno de los edificios más representativos del movimiento modernista de Galicia. En su volumen inicial tenía planta rectangular con un frente de 33,5 metros y un fondo de 5,5 metros, si bien años más tarde se le adosó a la fachada posterior un cuerpo destinado a servicios (aseos, cocina y almacén) en obra de fábrica y pilares de hormigón en una longitud de 16,65 metros y un fondo de 3 metros, lo que desvirtuó totalmente la obra original. Tiene una planta de sótano que levanta 1 metro sobre la rasante del terreno, planta baja de 3,35 metros de altura libre en la que se sitúa la barra de la cafetería, restaurante y zona de servicios, y una planta superior de 4 metros de altura libre, totalmente diáfana, que tuvo diferentes usos a lo largo de los años, desde salón de baile a salón de actos, de tertulias, cafetería, etc... Se levanta sobre pilares de madera, que sirven a la vez como sustento del edificio y como lugar de encaje de los distintos módulos que lo componen. Estos módulos constituyen la parte más característica, al ser una serie de ventanales en distintas medidas en madera y vidrio policromado que rodean por completo la planta alta y la mayor parte de la baja, confiriéndole un aspecto de invernadero que a la vez aísla y comunica el exterior, dotando a los salones de una luz inconfundible y serena. El acceso está situado en el centro de la fachada principal, levantándose la planta baja aproximadamente un metro con objeto de dar luz y ventilación al sótano. La planta superior corresponde a la última fase de construcción de La Terraza en su época de la La Coruña, consistente en el cerramiento de la terraza de la planta superior con bastidores de madera y vidrio. Uno de los aspectos más interesantes de esta primera planta es la policromía de los cristales de las diferentes ventanas en su parte superior: cristales de color verde, rojo, amarillo, azul, naranja, etc. crearon un ambiente cálido al ser atravesados por la luz exterior. Se remata el edificio con una serie de cerchas forjadas, de clara inspiración “Art Decó”, con forma de cicloide. Estas estructuras sustentan la techumbre, en tiempos de lona embreada y sustituida en el momento del traslado por láminas de zinc. Otras modificaciones realizadas en el traslado, además de las citadas, fueron la instalación de un balcón central en el piso superior, la eliminación de los elementos de remate de los aleros y la instalación de unas columnas de hierro centrales en la planta baja, para ayudar a soportar el peso de la planta superior durante la época en que fue utilizada como sala de baile. Las dos plantas del edificio se comunican mediante una escalera interior, centrada frente a la puerta principal, que se bifurca a derecha e izquierda mediante un descansillo intermedio. La Terraza ha llegado a constituir la imagen más representativa de Sada, ciudad en la que el estilo modernista estuvo representado por multitud de edificios, la mayor parte actualmente demolidos al carecer de protección, caídos bajo la especulación urbanística sufrida por la mayoría de las ciudades costeras. La Terraza fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional, por decreto publicado en el BOE, con fecha 4 de abril de 1975.

Subiuse unha nova foto 2012-09-03 09:40:45

Ramón Suárez Picallo nació en Veloy-Sada en 1894 y falleció en Buenos Aires-Argentina el 14 de diciembre de 1964. Fue un político español, impulsor del Proyecto de Estatuto de Autonomía de Galicia de 1936. Era el mayor de once hermanos. De niño fue labrador y marinero. Con 14 años emigró a la República Argentina donde, sin estudios, trabajó como auxiliar de farmacia, mecanógrafo, vendedor de pasteles. Comenzó su actividad política en el movimiento socialista y en los sindicatos obreros. Fue miembro del “Consejo Federal de la Marítima” y del “Comité Central de la Unión Sindical Argentina”. Se mantuvo en contacto con la intelectualidad gallega en Buenos Aires. Desarrolló grupos sindicales y fue director de la revista “ A Nosa Terra" además de colaborar en diversas publicaciones como “La Argentina” y “La República. Escribió el folleto “Cartas a un obrero” y una pieza teatral “Marola” (1925). Entabló contacto con Eduardo Blanco Amor. Realizó un mitin en contra de la Dictadura de Miguel Primo de Rivera. Vinculado a la Federación de Sociedades Gallegas, fue uno de los directores de la revista “Céltiga” y secretario de redacción del semanario Correo de Galicia entre 1926 y 1931. En 1926 participó, en Ginebra, en el congreso de la Organización Internacional del Trabajo y visitó Galicia, donde trabó amistad con Antón Vilar Ponte. En 1930 participó en la fudación ORGA en Buenos Aires. Volvió a Galicia en 1931 y participó en la VI Asamblea Nacionalista en La Coruña. Fue elegido diputado por la Federación Republicana Gallega, por la provincia de La Coruña, en las elecciones de 1931 y, ese mismo año, participó en la fundación del Partido Galegista y se convirtió en referente del partido junto a Castelao. Perdió el escaño en las elecciones de 1933. Con casi 40 años, Ramón curso el bachillerato y después la carrera de abogado en Santiago de Compostela, licenciándose en 1935. Fue director de “A Nosa Terra”, SER; vicedirector de “Claridad” y colaborador de: “Vanguardia Gallega” y “El Pueblo Gallego”. Fue elegido diputado por La Coruña en el año 1936 por el Partido Galeguista. Participó en más de 170 mítines durante la campaña del Proyecto de Estatuto de Autonomía de Galicia de 1936, formó parte de la comisión que llevó el Estatuto a Madrid. En la capital es sorprendido por el golpe de estado y se traslada a Barcelona donde colabora en “Nova Galicia”. Al finalizar la guerra se va a Francia y, posteriormente, a Nueva York. Se instala en la República Dominicana, donde dirige el diario "La Nación". En 1940 se traslada a Santiago de Chile donde colaboró en "La Opinión", "La Hora", "El Mercurio y "El Sur" y en 1944 fue uno de los fundadores del "Consello de Galiza", al que perteneció hasta su muerte. En 1956 regresó a Buenos Aires donde tuvo el cargo de la cátedra de cultura gallega del Centro Lucense de Buenos Aires (hoy Centro Galicia). Participó en Montevideo en el "Consello de Galiza", junto con Castelao, Elpidio Villaverde y Antonio Alonso Ríos. Falleció en el sanatorio del Centro Gallego de Buenos Aires el 14 de diciembre de 1964. El 14 de octubre de 2008 sus cenizas fueron repatriadas a su localidad natal, para cumplir su deseo de ser enterrado en el cementerio sadense del Fiunchedo, tal como había confiado a su amigo Isaac Díaz Pardo. UN ARTIGO DE RAMON SUAREZ PICALLO SOBRE AS FROITAS DAS MARIÑAS Se reproduce aquí un interesante artigo de Ramón Suárez Picallo (1894-1964) no que o xornalista, escritor e político galegista sadense evoca diversos tipos de froita característicos das Mariñas. TOPONIMIA FROITAL DAS MARIÑAS DE BETANZOS “Aínda que son das Mariñas, das Marinas de Betanzos; aínda que son das Mariñas non che como garabanzos”. Poucas terras hai no mundo tan xocundas tan fecundas e tan pródigas como as terras das nosas Mariñas de Betanzos. As nosas mariñasde Betanzos están formadas polos axuntamentos de Betanzos, Abegondo, Bergondo, Sada e Oleiros e rematan na punta acantilada e brava da Marola. .Terras de panlevar e de pandar de milleirales, de patacales, de trigales e de centeales. Terras que dan tres colleitas o ano cos froitos primixenios das patacas e dos chícharos; xa o di o refrán: “19 de Marzo patacas novas en Betanzos”. Terras que daban as mellores cebolas pequenas do mundo, que os ingleses viñan a buscar a Betanzos en “queches” e “macandros” para facer con ellas os seus famosos pikles. Mais aparte de todo esto, queremos falar das gloriosas, golosas e cobizadas froitas da comarca. AFRECES E CEREIXAS DE BERGONDO Bergondo é un axuntamento que está entre Betanzos e Sada, i é famoso, entre outras cousas, polas súas afreces e as súas cereixas. As afreces véndense dentro de Galicia por San Antonio e Corpus nos feiraies e nos romaxes como golosina cobizada de todos os rapaces. As cereixas son esportadas a Madride a Barcelona i a outras grandes cibdades dapenínsula, e fan fondo económico da vida rural de Bergondo. Bergondo é ademáis, un Municipio de onde sairon e aínda siguen saindo todos os plateiros do mundo. En Madride, en Barcelona, en NovaYork todos os plateiros son Bergondáns, ínterin non se demostre o contrario. As cereixas de Bergondo son de cinco especies: pedrolas, gordas i amarelas e mui carnudas e xugosas; negras, as vegadas con bermens dentro, pero tremendamente sabrosas; guindas con moito zume, que no vran aledan como postre os millores banquetes; a cereixa silvestre, sin inxertar con un pico de amargo e as derradeiras cereixas que, ademais de froita, dan unha gloriosa madeira para facer mobles internos nos vellos logares petruciales de Galicia. PERAS URRACAS E BARBORIÑAS DE SADA A pera urraca é unha especie única de Galicia. Saben como se fosen un terrón de mel. Teñen a pelexa da cor de borra de vino, e son inxertadas sobre espinos silvestres. No Castro de Samoedo, lugar aledaño a Sada, estanse facendo esperimentos para evitar o esgotamento de esta magnífica especie froital. As barboriñas son peras aneiras que dan froito un ano si e ou-tro non. A pera barboriña é orixinal e típica de Sada e do seu Axuntamento; ten a particularidade de que cando cai do arbre madurecida, é unha pera fariñenta. En troques cando se recolle verde e se pon entre pallas no madureiro, é unha pera de auga pura, sabrosa e perfumada, como as mellores peras do mundo. MAZÁS DE SAN PANTALEÓN DAS VIÑAS San Pantaleón das Viñas é un lugariño cheo de írondosidade na ría de Betanzos pola sua banda este. As primeiras mazáns de Galicia danse alí co nome de mazáns Santiaguesas e de mazáns Agostiñas. Estas derradeiras mui cobizadas polos ingleses para facer as súas celebérrimas mermeladas. A mazán é dende os orixens do mundo (Adán i Eva no paradiso) a froita das grandes tentacións. Nós, sendo rapaces, cando tendíamos as redes da traíña nos xunqueirales de Miodelo, cruzábamos o río nadando, para llas a roubar nos seus propios arbres. DÚAS FESTAS FROITALES Nosa Señora dos Remedios a veira do Río do Mandeo e San Paio, eran centro de esposición e de venda de estos lediciosos produtos froitales. Alí, ademais das froitas lembradas estaban as peras de manteiga, as peras da libra, as de media libra; as mazáns pellizas e camoesas, e xunto coas rosquillas, eran a cobiza dos que íamos ofrecidos ó famoso santuario. OFRENDA Estas evocaciós i estas lembranzas son para nós, que xa somentes vivimos de recordos, un remanso espritoal. Ofrecémosllas devotamente á memoria de Ramón Beade Méndez, labrego de San Martiño de Tiobre nos aledaños da Cibdade de Betanzos dos Cabaleiros. Diputado, galego vertical, e amigo exemplar. Dos tempos en que Galicia i as súas xentes,vivían, traballaban e cantaban un himno de esperanza de liberdade, de xusticia e de democracia. Todo aquelo parece ser que está morto e que ninguén lembra aquelas xornadas nas que se esperaba que Galicia vivira de por si mesma,con un xeito propio e con un xenio de vellas reigambres populares. Mais, todo aquelo revivirá, remozado, ó conxuro dos versos do bardo ilustre: “Poderán as cadeas agrilloar os peitos. Encol dos rexos corpos gravitarán os ferros; mais as outas ideas e os sagros pensamentos ninguén pode coitalos; nin cinguilos ¡Nin Deus mesmo!” Revista Betanzos, Buenos Aires, 1960

Subiuse unha nova foto 2012-09-03 09:27:00

Se constituía en el Pabellón Moragra de Sada, el 19 de julio de 1935, el Ateneo de Cultura, Política y Social. El 3 de agosto se inauguraba el local social, instalado en la casa número 12 (la que figura en el centro de la foto) de la Plaza de San Roque. Con este motivo se organizaba un acto en el que intervinieron como oradores Xohán Antón Suárez Picallo, presidente del Ateneo, y el médico coruñés José Búa Carou. En su disertación ambos aludían a “lo que significaba que la sociedad estuviera constituida por gallegistas, republicanos y obreros en fraterna cordialidad, como deben caminar siempre todos los que anhelan y se desvelan por un mañana mejor para sus semejantes”. Esta sociedad duró un año, durante el cual se desarrollaron diversas actividades: excursiones, tertulias, mítines, charlas y alguna verbena. Fueron frecuentes las conferencias a cargo de oradores convidados al efecto (Otero Pedrayo, José Villaverde, Plácido R. Castro, etc.) y también de la propia Villa: los maestros Nicandro Golán, Alejo Candocia y Rafael Fernández Casas y el médico José Pubul. En estas charlas se trataban temas muy diversos, pero todos ellos encaminados a acercar a las clases populares el conocimiento racional de la realidad más próxima: se hablaba de medicina e higiene, educación, prevención de riesgos laborales, agronomía y también de arte y política. En septiembre de 1935 el Ateneo dirige una carta al presidente de la República, Niceto Alcalá Zamora, solicitando el indulto de los condenados tras la revolución de Octubre de 1934 con el objeto de llevar el “consuelo a miles de hogares españoles, privados de seres queridos y del sustento que con su trabajo aportaban a ellos”.

Subiuse unha nova foto 2012-09-02 02:13:11

No taller de carpenteiros de ribeira en Sada eran onde se facían todas as embarcaciós que habia na ribeira, e tamén para outros portos: chalanas, botes, minuetas, traiñas, lanchas, lanchóns e tamén algunha que outra máis grande. As chalanas, facíanse de fondo raso; algunha tiña roda e codaste, as demáis embarcaciós, posta a quilla e levantadas rodas e codastes, o mesmo ca espiña doursal, poñíanse cuederna e genoles que, trincados co caurel e tapa de regala, facían o esqueleto da embarcación. Despois forrábase con táboa de pino do país. A madeira do esqueleto era de carballo. Feita a embarcación, calafateábase, meténdolle entre táboa e táboa fías de estopa; logo dábase unha mán de pintura na obra morta e patente na obra viva. De ferraxes, poñíanse unhas zapatas en rodas de codastes, para enferrar o timón no codaste de popa, poñíase a agulla e a femia. Na roda, por dentro unha argolla para amarrar a embarcación despoos de que amarra díraselle un ballestrinque no caperol, nesta argolla, enganchábanse o puño de amura da vela. No codaste de popa, por dentro tamén, se poñía outra argolla pra amarrar de popa,e pasar a escota da vela. Na bancada de proa ía un zuncho que tricada o pao cando se arbolada. Pau, verga, chumaceiras no courel crabada, toletes, remos,estrobos.No pau ,raca,ostagae aparello, un rozón con amarra e vela. Pra ben ser, toda a crabazón de cobre, mais como costa moito, entón cravos galbanizados. Por dentro traca, tracanil, estanpas, empanetados,carlinga, pés de amigo, escoteras imbernales e espiche, na roda o caperol e a todolongo, nos dous costados, o verduguillo.As velas mistas; saían das auricas e latinas. A relinga grátil, envergábase nunha verga dereita, de pino, o puño de car prá proa io de pena, a pópa. No puxamen ou relinga baixa, o puño de amura pra proa,io de escota pra `pópa. Omartelo levaba tres empuñiduras, o mesmo ca caida de pópa. A medida do pao, o mesmo pra que coupese dentro e a da verga, unh eslora e metá de manga. Nas velas. facíanse unhas faixas de rizos coas empuñiduras, que eran pra facer a vela máis pequena, tomábase unha ou dúas faixas de rizos cando o vento era moi forte. No puño da escota, amarrábase un cabo, chamado escota, que se largaba máis ou menos, asegún quixese ir ceñido ó vento, a un largo ou en pópa cerrada.

Subiuse unha nova foto 2012-09-01 23:16:44

Allá por los años 50 el programa de las Fiestas de Agosto tuvo algo diferente y que fue muy bien acogido por los sadenses. Se trrató de simular un desembarco de marinos en la playa de Morazón. Era algo nuevo y resultó todo un éxito. Luego del desembarco la marinería de Ferrol desfiló por las calles de Sada. La gente se echó a las calles para aplaudir a los protagonistas de tal acontecimiento y Sada vivió una jornada diferente llenándose sus calles de marinos. Aquí los vemos desfilando por la avenida de La Marina.

Subiuse unha nova foto 2012-08-23 15:17:44

La Semana Santa en Sada siempre se celebró con gran solemnidad. Las procesiones eran solemnes y muy concurridas. Las jóvenes de la época se vestían de mantilla y acompañaban en las procesiones a la imagen de la Virgen y también a la del Cristo Yacente. Hubo un tiempo en que no había tantas mantillas, pero otra vez está en pleno apogeo y son muchas las jóvenes que van de mantilla en Semana Santa dándole a las procesiones esa solemnidad que siempre tuvieron.

Subiuse unha nova foto 2012-08-16 22:42:49

En un pueblo marinero como Sada, se solía comer a base de pescado y muy poca carne. Uno de los platos destacados era la merluza a la gallega, pero podía ser cualquier clase de pescado como escacho, cabezas de merluza, raya, etc. Si se ponen varios de estos pescados se le llama caldeirada. La manera de preparar este plato es bien sencillo. En una olla se pone agua, una cebolla y patatas cortadas. Una vez que las patatas están casi cocidas se añade el pescado, previamente salado. Una vez todo cocido, se escurre y se le añade el refrito con aceite, pimentón, ajo, cebolla y también un poco de agua de la coción. Son también ricas las sardinas asadas con cachelos, las sardinas en champlón, las parrochas, los jurelos, etc. El gusto por el pescado no decayó a pesar de los muchos años que pasaron.

Subiuse unha nova foto 2012-08-14 15:09:43

La Coral Polifónica de La Sociedad de Sada se crea en junio de 1978 dentro de la sección recreativa de La Sociedad, que dirigía Flora Ramos y bajo la batuta de su Director D. Ángel Vázquez. Se forma una masa coral de 36 componentes, todos ellos socios y con un variado repertorio de polifónica en general y música popular. Pronto tiene una gran actividad y actúa por toda Galicia y también fuera. Sus actuaciones en Ponferrada, Asturias, Badajoz, La Bañeza, Portugal, León, Córdoba, etc. fueron muy destacadas. En el año 1988 graban su primer disco.

Subiuse unha nova foto 2012-08-13 17:07:00

Sada Darriba es un barrio de Sada como lo es Fontán y Riobao. Sada Darriba está en la parte alta de Sada. Para llegar allí hay que subir una empinada cuesta que nos lleva hasta las primeras casas cerca ya de la iglesia parroquial de Santa María de Sada. A la derecha encontramos lo que en otro tiempo fue el Pazo o Casa de Oreiro, hoy casi en ruinas y en otro tiempo floreciente. No se trata de un gran Pazo, es pequeño y lo único que lo distingue de una casa normal es el escudo de su fachada. A unos pasos está el crucero de Santa María y detrás el portalón que nos lleva a la Iglesia. Desde su atrio se puede ver una preciosa vista de Sada. En la iglesia había y hay una capilla llamada Capilla de Oreiro con algunas imágenes. Se dice que fue cedida a los señores de Oreiro, en agradecimiento por haber cedido los terrenos para la construcción de la Iglesia. Alrededor de la Iglesia era el cementerio hasta la construcción del municipal. Sada D´arriba es un conjunto de casas distribuidas en "rueiros", y desde aquí podemos ir a la izquierda hacia Riobao y a la derecha hacia el Fiunchedo y Fontán. De aquí salió un gran sadense: Ricardo Flores Pérez.

Subiuse unha nova foto 2012-08-12 12:34:05

Memoria de Sada contacto@memoriadesada.com
As fotos pertencen aos veciños e veciñas de Sada.
Non se poden utilizar noutros proxectos (máis información).