VII EXPOSICIÓN MEMORIA DE SADA: 1-31 AGOSTO 2019 - MÁIS INFORMACIÓN

Escola

Nas escolas rurais transcurriu unha parte importante da nosa infancia. Estas fotos amósannos ós nenos e mailos mestres no seu labor de ensinar. Logo, os máis afortunados continuaban a súa formación no instituto ou no seminario.

envíanos información da foto

Colegio Alonso

Calle José Antonio, década de 1960

En la foto podemos ver un grupo de alumnos del Colegio Alonso, en la década de 1960. Desde el año 1952 hasta 1987 pasaron por el Colegio Alonso varias generaciones de alumnos ya que en este colegio se impartían clases de párvulos, primera enseñanza, bachillerato elemental y reválida. La profesora era Doña Carmen Alonso Pereiro (Señorita Mucha para sus alumnos) y era ella la que impartía todas las asignaturas (exceptuando música y gimnasia).

Se trataba de un colegio mixto, cosa nada habitual en aquella época. La señorita Mucha preparaba muy bien los programas de los distintos cursos para que al final, cuando se aproximaba la fecha de los exámenes, quedara tiempo suficiente para “el repaso” de todas las asignaturas. Los alumnos de bachillerato se examinaban “por libre” en los Institutos Masculino y Femenino de La Coruña.

En varias ocasiones, la Señorita Mucha, fue ayudada en su labor docente por distintas señoritas cuya misión era cuidar la clase y enseñar a los más pequeños. Alrededor del año 1964 comenzó a ayudarle con las clases su hermano Don Antonio, que se distinguía por su mentalidad avanzada para la época y destacaba, sobre todo, en la asignatura de Química. En este sentido, se anticipó a las prácticas de laboratorio de Química, que hoy están generalizadas en todos los Institutos e impartía a sus alumnos clases prácticas de esta materia, pues había instalado un pequeño laboratorio donde realizar experimentos prácticos.

Tenía mucho interés la Srta. Mucha en que sus alumnas tuvieran la preparación adecuada para poder defenderse tanto en el terreno profesional como en las tareas que por aquel entonces se llamaban “labores del hogar”. Decía que debían de ser luchadoras. Reflejando así lo que era su propia vida. Solía decir: “La cabeza no solo sirve para poner lazos” o “En los libros está vuestro porvenir”.

Solía incentivar a todos sus alumnos para que pudieran superar sus propias limitaciones. De este colegio salieron con una excelente preparación para continuar sus estudios o para emplearse gran cantidad de alumnos. Todos y cada uno de ellos deben guardar un muy grato recuerdo de la Señorita Mucha ya que a ella deben la sólida base de su formación intelectual y personal.

Máis imaxes

Memoria de Sada contacto@memoriadesada.com
As fotos pertencen aos veciños e veciñas de Sada.
Non se poden utilizar noutros proxectos (máis información).